Los negacionistas del cambio climático: de los sordos a los cuñaos

18/09/2014

Canvi Climàtic

Si tenemos tan claro que el cambio climático es un hecho y no una opinión, o una “teoría” como lo califican algunos de forma peyorativa, ¿por qué siguen existiendo los negacionistas? ¿Por qué hay gente que no acepta lo que parece evidente? ¿Hay o no hay un consenso científico sobre el tema?

Para (intentar) contestar a estas y otras preguntas acepté la invitación de César Gómez-Mora para participar en el séptimo IgniteVLC. Mi charla -de la cual ahora cambiaría algunas cosas, para qué negarlo- hubiese salido mucho peor de no ser por su ayuda y consejos, y también por los de Joan Carballo. La Rambleta puso el escenario y yo una camiseta falsa de Regreso al Futuro: ¿qué podía salir mal?

Recomendación de lectura

En el blog hemos hablado varias veces sobre negacionismo del cambio climático (por ejemplo, comentando una intervención parlamentaria absolutamente delirante de Rafael Hernando o la aún más lisérgica postura de Hazte Oír), pero hoy quiero añadir algo: bibliografía. En el mundo anglosajón nos llevan años de ventaja, para lo bueno y para lo malo, así que todas las salvajadas que oigáis a alguien de aquí sobre el cambio climático ya las ha dicho alguien allá. Seguro. Palabra. Pero hay toneladas de negacionismo más allá de senadores republicanos con menos luces que el Aeropuerto de Castellón. Hay posmodernos, académicos interesados, malos periodistas, y también dudas legítimas y un tema complejísimo que se presta demasiado a la simplificación. Para conocer qué estrategias siguen los negacionistas, para entender sus motivaciones y las alcantarillas de la oposición mundial a aceptar una realidad acuciante e imposible de rehuir, para hurgar en las entrañas de quienes rechazan que estemos ante el mayor reto al que se ha enfrentado la humanidad, os recomiendo una lectura: Climate Change Denial: Heads in the Sand.  

climate change denial Denial Cover

El libro, escrito en un lenguaje ameno y accesible, disecciona el movimiento negacionista más allá de las conspiraciones de las petroleras. Nos habla de ciencia, de cómo funciona la investigación científica, de qué es el negacionismo -y no sólo el relativo al clima-, de qué sucedió en realidad en el Climategate, de por qué estamos a tiempo de parar un calentamiento catastrófico que no es inevitable. John Cook trabaja en comunicación del cambio climático en la Universidad de Queensland, y es también el responsable de SkepticalScience, un portal en el que “ser escépticos de los escépticos del calentamiento global” -y es que los negacionistas se autoproclaman escépticos, justo lo que no son. Haydn Washington es investigador del Instituto de Estudios Ambientales de la University of New South Wales.

El libro es corto, se lee de forma fácil y es un inspirador -y preocupante- compendio de la problemática asociada al cambio climático: la inacción gubernamental, el embate constante de quienes niegan que exista un problema, los fallos en la comunicación científica, el muy defectuoso funcionamiento de la correa de transmisión de conocimientos entre los investigadores y quienes toman las decisiones. Los autores se preguntan por qué hemos dejado que esto pase, y aceptan parte de la culpa: no es un rapapolvo para negacionistas que limpiará nuestra conciencia de manchas de petróleo. Todos hemos negado algo alguna vez, y el mecanismo que subyace es el mismo; lo que debemos intentar es convencer, con argumentos racionales y una visión valiente y comprometida, de que nos hace falta actuar. De que es ahora o nunca. De que no viviremos futuros post-apocalípticos como los de “The Day After Tomorrow“, pero que viviremos peor si no hacemos nada. De que sabemos lo que hay que hacer, y que el coste de dejar pasar la oportunidad es mucho mayor que lo que nos pueda costar redirigir nuestro sistema económico y cambiar ciertos hábitos.

Y por todo ello me subí al escenario en el IgniteVLC. Porque por mucho que me costase, por muchos nervios que pasase los minutos anteriores, por mucho miedo que tuviese de quedarme en blanco a mitad charla, a pesar de todo ello sentía la necesidad de comunicar. De decir: ¡EH! ¡Aún podemos! ¡Esto no está escrito! Y, en gran parte, ese convencimiento y esa necesidad surgieron de la lectura este libro. No se me ocurre un elogio mejor.

Anuncis
, , , ,

About Andreu Escrivà

Camine, aprenc, escric.

Mostra totes les entrades de Andreu Escrivà

Subscriure's

Subscribe to our RSS feed and social profiles to receive updates.

Encara no hi ha cap comentari.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: